Saltar al contenido

Lo importante es el equipo

En los últimos años se ha hablado mucho sobre emprendimiento y se han destacado las historias de emprendedores que han triunfado. Sin embargo,  la realidad nos muestra que un gran porcentaje de los emprendedores fallan.  Según Gestipolitics.com, el 70 por ciento de los negocios no llegan a cuatro años de vida y el 80 por ciento de las empresas quiebran en los primeros cinco años. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe en los países subdesarrollados dice que entre un 50 y 75 por ciento de empresas nuevas dejan de existir durante los primeros tres años.

¿Por qué falla  el emprendedor?

Razones hay muchas, tanto internas como externas: falta de conocimiento, falta de experiencia o de cualidades, etc. Aunque tal vez la más común causa de la “muerte” del emprendimiento suele ser un emprendedor que no tiene liderazgo y que carece de un equipo.

Una persona puede ser un gran emprendedor, con ideas innovadoras y revolucionarias, pero puede carecer de liderazgo. Carecer de liderazgo no es una falla y mucho menos algo que ponga fin a ambiciones emprendedoras. Lo importante es que el emprendedor reconozca que es una cualidad que no posee y esté dispuesto a aprenderla y cultivarla.

El emprendimiento no depende solo del emprendedor. También es muy importante el talento humano, los empleados, que forman el equipo. El emprendedor solo es una parte de la empresa. Su equipo es indispensable para triunfar y a menos de que el emprendedor logre crear una cultura de recursos humanos interna moderna, la cual sea abierta, constructiva y positiva,  es muy probable que tanto el emprendedor como su empresa fallen.  El emprendedor tiene que estar dispuesto a escuchar a sus empleados, darles responsabilidad y hacerlos sentir que su trabajo tiene un impacto importante en la empresa.

Errores Emprendedores

Crear una cultura de estas no es fácil y el emprendedor en muchas ocasiones falla en crearla por razones como:

  • falta de tiempo el emprendedor tiene como prioridad ventas y flujo de dinero.
  • los empleados son vistos como máquinas el empleado es visto por el emprendedor como una máquina y no como parte del equipo.
  • Ego el emprendedor se ve como un “Dios” el cual tiene todas las respuestas e ideas. Es “mi empresa”, “mi dinero”….
  • Falta de dinero el emprendedor tiene pocos recursos y la inversión en recursos humanos cuesta dinero en el corto plazo.
  • Falta de visión el emprendedor no tiene un plan a largo plazo por lo cual ve a sus empleados como un recurso necesario pero no indispensable el cual es fácil de reemplazar.

Conclusión Final

Ser emprendedor no es una tarea fácil. Los primeros años de una empresa son difíciles y el emprendedor tiene que balancear muchas prioridades. Pero lo que es claro es que una de las prioridades del emprendedor tiene que ser crear un equipo a su alrededor y crear una cultura para que ese equipo lo ayude a triunfar.